Febrero, empieza la limpieza.

Si sale algún día soleado, en las horas centrales del día cuando la temperatura se hace más agradable, las obreras limpiadoras dedican su trabajo a extraer de la colmena las abejas que han muerto de frío durante el invierno. Quizá algunos avellanos tengan ya flores y unas pocas abejas se decidan a recoger polen, pero siempre en pocas cantidades. La reina, con los días un poco más largos y el poco polen que meten algunas pecoreadoras, se decidirá a poner los primeros huevos del año. Las primeras larvas no son alimentadas por abejas nodrizas (jóvenes), ya que en la colmena hace meses, que no nace una sola abeja.

Te puede interesar…

Enero, mes de descanso
Marzo, mes de purificación.

¿Donde compra Usted la miel?

Lo sentimos

No podemos contestar a todos los correos que nos envían, somos apicultores, y las abejas necesitan nuestros cuidados.

Menú