Encuestas

¿Sobreviviremos los humanos si las abejas desaparecen de la tierra?

 

Gracias a todos.

Desde que comenzamos, hemos llegado a los 30 millones de lecturas de documentos en nuestra página; qué es la de todos.

Miel Sabinares del Arlanza
C/ El Berrral, s/n.
09640 Hortigüela, Burgos.


¿Qué es la apitoxina?

Apitoxina

FOTOAguijón, con la bolsa de veneno.

Aguijón, con la bolsa de veneno.

© mielarlanza.com

El veneno de las abejas, también conocido como apitoxina (del latín apis: abeja, y del griego toxikón: veneno), es producido por una glándula de secreción ácida y otra de secreción alcalina incluidas en el interior del abdomen de la abeja obrera y de las reinas.

El aguijón de la abeja consta de un largo estilete, de unos 2 mm, puntiagudo, que se amplia luego con 0.1 mm de diámetro. En el estilete existen varios dientes pequeños, algunos de 0.03 mm de longitud; estos dientes (en forma de arpón) son los que retienen el aguijón en el objeto que pica la abeja, entrando hasta la mitad de su longitud, lo que causa la perdida del aguijón y la vida de esta.

El veneno de abeja es un líquido transparente, con un olor muy característico (cuando las abejas están muy nerviosas y pican mucho, se huele en el aire, lo mejor, recoger los bártulos y dejarlas tranquilas) y de sabor amargo, tiene cierta similitud con el sabor de ciertos propoleos. Su densidad es de 1.1313. Una gota colocada sobre papel de tornasol azul lo vuelve rojo inmediatamente, lo que indica una reacción ácida.

Puede ser considerado como un veneno endotelial violento, además de un marcado estimulante de los músculos lisos. Podemos considerarlo como un veneno protoplasmático general.

Características de la apitoxina. »


arriba