Encuestas

¿Sobreviviremos los humanos si las abejas desaparecen de la tierra?

 

Gracias a todos.

Desde que comenzamos, hemos llegado a los 30 millones de lecturas de documentos en nuestra página; qué es la de todos.

Miel Sabinares del Arlanza
C/ El Berrral, s/n.
09640 Hortigüela, Burgos.


Producción de polen.

Polen

FOTORejilla de cazapolen.

Rejilla de cazapolen.

© mielarlanza.com

Las abejas llevan el polen a su colmena sobre todo a media mañana, de las nueve a las once. El peso de cada bolita varía de 4 a 10 mg., la carga (dos pelotitas) de una obrera será de alrededor de 15 mg., y el tiempo que tarda en llenar una pecoreadora los dos cestitos de sus patas traseras de polen, es de aproximadamente quince minutos.

Cómo recogemos el polen los apicultores.

Las abejas acumula en su colmena una cantidad de polen superior a sus necesidades inmediatas, sobre todo, en épocas de grandes floraciones de plantas productoras de polen (principalmente jaras).  Es el momento ideal para que el apicultor, por medio de aparatos especiales, las trampas de polen, se apropie de una parte del botín reunido por las pecoreadoras de polen.

Las trampas de polen o cazapolen.

En principio, una trampa está constituida esencialmente por una rejilla llena de agujeros de 4,5 mm., es decir, suficientemente anchas como para que una obrera los atraviese y lo bastante estrechos como para desprender las bolitas de polen colocadas en la cara externa de las patas posteriores.

Bajo la rejilla, un tamiz horizontal con mallas de 3 mm. deja pasar el polen a un cajón que lo recoge. El apicultor recolecta periódicamente el contenido del cajón.

Si la rejilla retuviera todo el polen, las abejas no podrían alimentar correctamente la cría, la colonia se debilitaría en poco tiempo. De aquí, que las rejillas se construyen de forma que solamente una parte del polen sea retenida, para que las abejas puedan seguir alimentando a las larvas correctamente.

Es importante que las trampas dispongan de dos escapes para los zánganos, al ser estos más grandes, no caben por los agujeros de la rejilla; con lo que se verían imposibilitados para entrar o salir de la colmena, causando graves trastornos en la vida cotidiana de la misma. Generalmente los escapes para los zánganos se encuentran a los lados de las trampas.

FOTOCazapolen de piquera.

Cazapolen de piquera.

© mielarlanza.com

Diferentes tipos de cazapolen.

Existen muchos tipos de trampas para recoger polen. Según la posición de la rejilla con respecto a la colmena se distinguen:

  • Cazapolen colocados con la entrada delante de la piquera habitual.
  • Cazapolen bajeras (o inferiores) instalados bajo el cuerpo, en lugar de la base de la colmena.
  • Cazapolen encimeros (o superiores) colocadas en lugar del cubre panales, sobre el cuerpo o sobre el alza.

En los dos primeros tipos, la entrada de las abejas tiene lugar por la base de la colmena, como si no estuviera la trampa. Son los menos molestos para las abejas.

Con trampa encimera la piquera de abajo se tapa. Las pecoreadoras que encuentran la puerta cerrada trepan por la colmena, descubren la entrada superior y, en menos de una jornada, adquieren el hábito de entrar y salir por la parte superior.

Los más utilizados en toda España, son los cazapolen situados delante de la piquera, más fáciles de colocar, y de manipular para recolectar el polen a diario.


« Dosis, consumo y precauciones.


arriba